Activación digital

Cómo la activación digital ha disparado los números de los accesos a cuentas bancarias

Salir de casa, ir hasta la oficina, esperar a ser atendido, la explicación del comercial, el papeleo lleno de letra pequeña, firmas… Abrir una cuenta en una entidad bancaria tradicional podía llevar casi una mañana. Ahora, además, estas cuentas acarrean comisiones si el cliente no contrata más servicios con el banco, hace un mínimo de pagos con la tarjeta de crédito o domicilia la nómina.

Lo que hace años suponía varias horas de nuestro día, ahora se puede hacer en minutos: “por ejemplo, abrir una cuenta gratuita con el banco alemán N26, la aplicación inglesa Revolut o con su correspondiente cuenta española Plazo, apenas se tarda unos minutos. El proceso es 100% online y totalmente seguro. Esta es una de las razones del rápido crecimiento de las cuentas online: su rápido y sencillo onboarding (proceso de darse de alta). De hecho, según Smartme Analytics, en la primera mitad de 2021 las únicas aplicaciones que ganaron clientes fueron las 100% digitales. La cuota de mercado de Revolut, por ejemplo, se incrementó en más del 19%, mientras que Caixabank perdió un 7,4% ”, explica Alessandro Ceschel de Plazo, quien añade que “un 87% de las personas que no usaban app de banca digital regularmente antes de la pandemia lo van a seguir haciendo ahora”.

Si se compara el 2020 con el año anterior, el número de clientes que se unió a alguna compañía mediante un onboarding digital creció en un 300%, según el Grupo CMC. Esto no es ajeno a las empresas y un 28% de las compañías ya se dispone a invertir en su onboarding digital. Los beneficios son notorios porque permite aumentar el número de clientes al ser un procedimiento mucho más ágil y cómodo para ellos.

Primero, cuáles son las ventajas del onboarding online

  • Rapidez: Gracias a los procesos digitales, con el dispositivo móvil podemos ser clientes de una entidad bancaria en solo unos minutos. En el caso mencionado previamente, en cuestión de 3 minutos puedes dar de alta tu cuenta bancaria y tarjeta en Plazo.
  • Sencillez: Las instrucciones y pasos a seguir son intuitivas y extremadamente claras para que el usuario no se desconecte en mitad del proceso.
  • Digital: con tu dispositivo móvil, en remoto, desde cualquier lugar y prácticamente a cualquier hora del día un cliente se puede incorporar a una compañía.
  • Seguridad: Los mecanismos de identificación del cliente siguen y cumplen los protocolos exigidos por las autoridades y sus datos personales están protegidos.

Pero para comenzar un proceso de onboarding, lo primero es cumplir con la regulación. Todo procedimiento de alta como cliente en un servicio bancario debe cumplir con los requisitos recogidos en la Normativa del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC). Esta es una normativa marco que rige la lucha contra el fraude y el blanqueo de capitales.

Relacionado con este procedimiento y a nivel comunitario, en enero de 2020 entró en vigor la quinta directiva sobre antiblanqueo de Capitales (AML5), por la que las empresas pueden hacer contrataciones y dar de alta a usuarios de forma totalmente online y segura.

Dentro de los estándares de la normativa y como paso siguiente aparece el concepto Know Your Customer (KYC). Es el proceso por el que una empresa verifica la identidad del cliente antes de prestarle el servicio o producto. Este procedimiento debe cumplir con los requisitos AML5.

Con todas las obligaciones de seguridad superadas, un servicio bancario ya está listo para atraer clientes a través de su onboarding digital. De cara al cliente, el proceso es fácil, rápido y seguro, pero el trabajo que hay detrás para cumplir con los requisitos de seguridad y protección de la identidad del cliente son enormes.

A continuación describimos el onboarding de Plazo.

  • Descargar la app: Lo primero es acudir a la tienda del dispositivo móvil donde se podrá descargar la app. Se puede hacer desde Google Play o para IOS. Al entrar en la aplicación aparece un primer menú que explica las ventajas de la tarjeta.
  • Rellenar los datos personales: Al comenzar el proceso, lo primero que se debe hacer es introducir el código de confirmación que el cliente recibe por SMS. Durante el onboarding con Plazo, lo primero es introducir todos los datos personales, nombre y apellidos. Antes de pasar al siguiente paso, hay que rellenar los datos de nacimiento y dirección donde se quiere recibir la tarjeta física.
  • Aceptar permisos: Cuando se ha completado todo el cuestionario, antes de darlo por cerrado, se deben aceptar los permisos. Estos son los términos y condiciones de privacidad y aceptar o no recibir comunicaciones por correo electrónico.
  • Documentación: Esta es una de las partes más importantes del proceso. El usuario debe hacer una fotografía de su documento de identidad por las dos caras y, después, hacerse un selfie. En el caso de Plazo, en menos de un minuto, se coteja la información y confirma la identidad del cliente. Así se evita la suplantación de identidades para cometer fraude o blanqueo de capitales.
  • Crear códigos de acceso y aceptación de transacciones: Una vez contrastada la identidad, el cliente debe elegir su código de acceso a la aplicación. Además, por seguridad, se requiere crear un segundo código que será utilizado para validar las diferentes operaciones que haga el cliente como un pago online o una transferencia.
  • SMS de confirmación de alta: Con el proceso ya completado , el cliente recibe el SMS que confirma el alta como usuario de Plazo.

Este proceso se ha optimizado para que en cuestión de minutos todo el servicio bancario esté listo para ser utilizado. Al cliente solo le falta ingresar dinero en la cuenta y comenzar a pagar con la tarjeta de Plazo para disfrutar de sus ventajas como una devolución de hasta 30€ en las compras que realice en su supermercado de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.