Seguridad para gamers

Seguridad para gamers. Guía para jugar sin preocupaciones

Jugar a videojuegos puede ser una actividad divertida y placentera tanto si estás solo como si estás con tus amigos. Esa sensación de sentarte en una silla gamer y pasar el rato disfrutando de tu juego favorito, no tiene precio. Sin embargo, existen algunos riesgos que no debemos pasar por alto.

Principales peligros para los gamers

Algunos de los peligros más importantes a los que se enfrentan los gamers son los siguientes:

  • Las trampas. Son amenazas muy habituales para los jugadores, ya que hay quien no tiene problema en engañar para conseguir ventajas en las competiciones. 
  • Ataque de DDos. Es así como se denomina al ataque de Servicio Distribuido. El DDoS es un ataque en el que el dispositivo y su red se colapsan. De este modo, el servidor funciona más lento y resulta incómodo para el jugador. 
  • Malware. Una forma muy frecuente de interrumpir a los jugadores que juegan online es a través de los ransomware. Éstos hacen que los archivos del juego se bloqueen, por lo que el gamer puede perder totalmente el acceso a sus datos y sufrir importantes daños en su equipo. 
  • Ciberacoso y robo de datos. Otras amenazas comunes en el juego son los chantajes para conseguir fotos íntimas del jugador o el robo de datos con distintos fines malintencionados.

Consejos para jugar sin preocupaciones

Estas son algunas de las pautas que se deben tener en cuenta para evitar amenazas en los videojuegos:

Guía para jugar sin preocupaciones

Vigilar la privacidad

Es fundamental proteger la intimidad. No hay que dar datos reales a ningún desconocido, ya sea el nombre, la edad, el teléfono o la dirección del domicilio.

Tener cuidado con el grooming 

Algunos adultos se hacen pasar por menores de edad para engañar, tratar de ganarse la confianza del jugador y conseguir fotos íntimas. Por esa razón, no se deben compartir imágenes personales que puedan resultar comprometidas ni aquellas que puedan causar daño a terceras personas. De lo contrario, se puede sufrir chantaje o acoso.

No caer en el phishing

Ya es habitual tener que pagar con dinero real en plataformas de videojuegos, así que recuerda prestar atención a lo que aceptas si dispones de una tarjeta de crédito asociada a un juego.

También es importante comprobar que la dirección a la que se accede es la auténtica y no se trata de una página de inicio de sesión falsa.

Nunca abrir mensajes de remitentes sospechosos

Pueden contener enlaces para redirigir a sitios donde se descargan virus o software malintencionado. Eso les permitirá acceder a la cuenta del gamer para jugar con su perfil, modificar sus datos o deshabilitar medidas de seguridad.

Nunca conectarse a redes que se conozcan

No hay que conectarse nunca a redes WiFi que no se sepa de quién son. Asimismo, recuerda ser prudente con las operaciones realizadas cuando estés conectado a una red pública ya que la seguridad de tus datos personales puede estar en riesgo.

Cerrar sesión en accesos compartidos

Cuando se participa en una lan-party, hay que cerrar la sesión de usuario. Tampoco se debe olvidar eliminar la actividad del navegador, borrando los archivos temporales, el historial de navegación y las cookies.

Como puedes ver, a pesar de la diversión, el juego online también tiene sus riesgos, pero basta con poner en práctica los consejos que hemos visto para jugar sin preocupaciones.

Un comentario

  1. Muy buen artículo.

    La mayoría de los gamers no tienen en cuenta aspectos como la seguridad, pero sin duda es un elemento que hay que tener presente en todo momento cuando estamos en línea.

    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.