Gráfico de Forex Depositphotos

¿Es el momento para invertir en Forex? Pros y contras de hacer trading de Forex desde casa

Incluso para aquellos que tengan un interés moderado en el mundo de la inversión online, el Forex puede sonar a marciano -aunque es el mayor mercado por volumen de dinero movido cada día- pero si en vez de Forex decimos mercado de intercambio de divisas extranjeras quizás comiencen a ver por dónde van los tiros, al final no es ni más ni menos que “comprar” unas divisas utilizando otras -la propia de nuestro país u otra que tengamos en cartera- bien a modo de inversión o bien como paso previo para adquirir un bien o servicio del país propietario de la divisa, lo primero es propio de inversores y bancos centrales -que suelen mantener reservas en moneda fíat fuerte y metales preciosos- y lo segundo es un engranaje más de un mundo cada vez más globalizado, en el cual fluyen libremente -más o menos- entre las fronteras mercaderías y personas, por ejemplo, dos países con un nivel de intercambio comercial altísimo como EEUU y Japón deberán acudir a los mercados de intercambio de divisas extranjeras para cambiar sus monedas mediante el par USD/JPY.

Forex tradicional y trading de Forex; pros y contras

Para el inversor en divisas existen principalmente dos formas de operar, acudir a los mercados de intercambio de divisas y comprar la moneda deseada a buen precio esperando a que suba para venderla, o bien realizar trading de Forex mediante algún bróker online y en vez de comprar monedas, tratar de colocarnos a favor de la tendencia en todo momento, en corto si la tendencia es bajista o en largo si es alcista, sin llegar nunca a poseer esas monedas.

¿Cuál es una de las principales diferencias entre el trading de Forex y el Forex “tradicional”? Pues precisamente el hecho de que la primera opción nos permite operar incluso en mercados en caída, ya que no compramos la moneda -no tenemos ningún activo que pueda perder valor-, en vez de ello operamos mediante los llamados contratos por diferencia, CFDs -cuya operativa necesita ser comprendida en profundidad – en los que lo que importa realmente es prever la tendencia y colocarnos a su favor, más que el hecho de que el activo gane o pierda valor. Como principal contra tenemos el hecho innegable de que es un mercado muy volátil, lo cual puede hacer cerrar las posiciones del trader con pérdidas rápidamente -de hecho, la mayoría de traders minoristas pierden más de lo que ganan, dominar el trading requiere tiempo y dedicación-, así que es interesante que el trader esté controlando las operaciones que tiene abiertas, y, por lo tanto, es muy recomendable descargar la app del bróker que hayamos escogido y familiarizarnos con su uso.

Trading de Forex

Y, por último, no queremos dejar de mencionar la importancia del apalancamiento -característico del trading de CFDs y el Forex-. Apalancamiento es utilizar crédito que no es nuestro para aumentar el valor de nuestra operación y por tanto nuestra exposición al mercado, lo que puede devenir tanto en grandes ganancias potenciales como en grandes pérdidas. Las deudas también son posibles, aunque hoy día muchos brókeres garantizan a sus clientes protección frente a saldos negativos, será cuestión de analizar los brókeres disponibles y encontrar el que mas se ajuste a nuestras necesidades.

El trading clásico, por el contrario, tiene la ventaja de que contaremos en nuestra cartera de valores con divisas, que actúan a la vez como reserva de valor, inversión y líquido, esto último muy importante, ya que nunca sabemos cuándo lo necesitaremos para aprovechar una buena oportunidad… o simplemente para pagar facturas. Lo malo es que si nuestra posición es grande -tenemos mucho dinero comprometido- y la moneda cae podemos quedarnos atrapados largo tiempo esperando a que suba, por eso entre los pares más operados siempre encontramos monedas como el dólar, el euro, el yen o la libra -esterlina, no la de Facebook, en el Forex no entran las criptomonedas-.

Dónde operar cada tipo de Forex

Hoy en día -y desde hace varios años realmente- podemos cómodamente tanto hacer trading de Forex como operar en el Forex tradicional desde ordenadores, tablets o smartphones, pero hay que elegir la compañía mediante cuyos servicios accederemos a este mercado. Para ello podemos empezar por leer alguna reseña de brókeres de CFDs si es lo que nos interesa, para obtener una valoración quizá más técnica, los comentarios de la store donde se encuentra la aplicación para conocer la opinión del usuario, y por último descargar y “trastear” un poco con las aplicaciones de los brókeres que más nos gusten, para asegurarnos de que se adaptan a nosotros. Otra de las cosas que podemos buscar son los recursos formativos de calidad que existen ahí fuera en paginas especializadas, para formarnos lo mejor que podamos.

Por otra parte, comprar moneda puede hacerse mediante nuestra propia entidad bancaria o acudiendo a una casa de cambio, siempre buscando las comisiones menos onerosas, que en algunos países no solo dependen de dónde compres la moneda sino incluso de qué moneda compras, sin ir más lejos en Argentina el dólar tiene una tasa adicional del 30 por ciento, ya que la moneda estadounidense se utiliza como reserva de valor frente a un peso argentino que pierde valor de forma constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.