Fútbol sin público

Fútbol sin público

La llegada de la pandemia ha generado un fuerte impacto en las actividades que van dirigidas a grandes públicos, tal es el caso de los eventos deportivos como el que lleva a una apuesta en la euro 2020/2021. En el caso del fútbol, se han realizado partidos en estadios pero bajo una condición impensable en otros tiempos: la total ausencia de espectadores.

Medidas de bioseguridad afectan a los atletas

Estrictas medidas de bioseguridad impuestas por los gobiernos de todos los países, han determinado fuertes restricciones a los eventos masivos. Los organismos oficiales  encargados de velar por la salud pública han determinado los riesgos de cada actividad social y  se ocupan de aprobar o prohibir la realización de las mismas. En el caso de los partidos de fútbol, se ha prohibido la presencia  de aficionados  en  estadios, canchas.

Inicialmente, esta situación afectó negativamente el desempeño de los jugadores. Fue tal el desánimo de los atletas, que para subirles la moral  se apeló a un recurso más propio de la escena  teatral  que del espacio deportivo: la colocación de público de utilería en las gradas. 

Público y sonido de utilería

Puede sonar descabellado pero así se empezó a hacer y se continúa haciendo hasta que por fin se logre retornar a la normalidad.  Hoy se observan en los torneos televisados, una innumerable cantidad de  fotografías de personas en escala real ubicadas en las gradas para simular público presente. Y por si esto fuera poco, se genera ambientación sonora  colocando  grabaciones con sonido de público a través de los parlantes.  Queda así parcialmente solucionado el problema que afecta emocionalmente el óptimo desenvolvimiento de los partidos.

Con la aparición de la vacuna, se esperaba  que estuviese más  cerca la posibilidad de restablecer el ingreso de público a los partidos, sin embargo la aparición de segundas y terceras olas de contagio y la  aparición sorpresiva de varias mutaciones de la cepa original del COVID-19, echaron por tierra toda esperanza.

Volver a tener público en los partidos

Otros  efectos de la ausencia de público

Aparte del efecto emocional negativo que afecta a los jugadores, la ausencia de público en gradas significa cese de ingresos por falta de venta de tickets en taquilla. Esto, no afecta demasiado  a unos cuantos equipos que cuentan con otras formas de financiamiento por publicidad, venta de prendas, patrocinadores multimillonarios. Sin embargo,  la mayoría  de los equipos medianos y pequeños se encuentran en peligro de quiebra porque sus  ganancias dependen de la boletería, la  comercialización de comida y bebidas dentro de los recintos deportivos y los servicios de visitas asistidas al público turista. 

Otro sector del fútbol que también se ha visto muy afectado es el de los jugadores novatos, ya que todos los fichajes, intercambios y cesiones entre los equipos se están efectuando a muy discretas cantidades  o sin importe alguno. 

Los ministerios de salud monitorean la evolución de la pandemia y mientras éste problema no esté controlado, no se levantarán las medidas que garanticen el resguardo  de la salud de la fanaticada, entretanto  los jugadores, entrenadores y  representantes de las federaciones de Fútbol deberán continuar realizando sus actividades como lo han venido haciendo hasta ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.